AOC respects your data privacy

Why cookies? Simply because they are used to help the website function, to improve your browser experience, to integrate with social media and to show relevant advertisements tailored to your interests. Click 'I accept' to accept cookies or read our cookie statement to learn how to turn off cookies.

Accept
AOC te da las claves para elegir el moni...
Compartir este artículo

AOC te da las claves para elegir el monitor ideal para ti

Elegir el monitor adecuado no es tan difícil si tienes claro lo que quieres. Por suerte, en AOC disponemos de un monitor para cada tipo de gamer. Aquí te damos una serie de consejos sobre las características en las que debes fijarte y qué monitor es el más adecuado para ti.


El modelo de monitor más adecuado para ti dependerá del tipo de juego para el que vas a utilizarlo. Los gamers de juegos competitivos y los adictos a los FPS necesitan un monitor distinto a, por ejemplo, los aficionados a los juegos de rol o de AAA, y por supuesto, a los fans de los juegos de carreras, que son un mundo totalmente distinto a la hora de elegir el monitor.

La siguiente gráfica te ayudará a decidir. Debajo de ella encontrarás algunas claves útiles para encontrar el monitor más adaptado a tus necesidades.

Acierta con el tamaño

Más grande no siempre quiere decir mejor. Para juegos competitivos conviene elegir un monitor no demasiado grande. Una pantalla de más de 27" puede ser contraproducente pues te obligará a mover mucho los ojos para apreciar todos los detalles. Además de afectar a tu rendimiento, la necesidad constante de mover los ojos también te causará fatiga ocular.

Si lo tuyo son juegos con historia de mundos espectaculares y creíbles en los que sumergirte, elige pantallas más grandes. Lo ideal sería optar por un tamaño de entre 27 y 35 pulgadas.


Resolución: ten en cuenta tu tarjeta gráfica

Antes de comprar un monitor grande, debes tener cuenta las capacidades de tu tarjeta gráfica: cuanto más alta sea la resolución, más potente deberá ser tu GPU, de lo contrario verás las imágenes "granulosas".

Si quieres saber más sobre las resoluciones, lee el siguiente artículo.

Todos los monitores AOC son compatibles con G-Sync y FreeSync, lo que optimiza al máximo la relación entre la tarjeta gráfica y el monitor. Esta tecnología evita el efecto tearing que se produce cuando la GPU y la pantalla no están perfectamente sincronizadas.

En el siguiente enlace encontrarás más información sobre G-sync y Freesync.

¡Sé más rápido que tus enemigos!

Si te gusta jugar a FPS y a otros juegos competitivos, te vendrá genial un monitor con una tasa de fotogramas alta y un tiempo de respuesta bajo. La tasa de refresco es la frecuencia con la que el monitor muestra una nueva imagen por segundo. Es fundamental que sea rápida en juegos competitivos como Overwatch y Counter-Strike, donde la rapidez de movimiento marca la diferencia entre la victoria y la derrota. Para este tipo de juegos, la tasa de refresco debe ser de 144 Hz o más.

Más información sobre las tasas de refresco aquí.

El otro factor clave cuando se compite es el tiempo de respuesta, que debe ser lo más bajo posible. Es el tiempo que tarda un píxel en cambiar de un estado a otro y cuanto más bajo sea, menor será el efecto ghosting, que consiste en que se ven trozos de la antigua imagen (imagen fantasma) en la actual.

¿Qué significan las siglas TN, VA, IPS?

Los paneles TN (Twisted Nematic) suelen tener el mejor tiempo de respuesta, aunque presentan el inconveniente de la saturación del color. Son óptimos para juegos rápidos como FPS. Los paneles IPS (In-Plane Switching) son más lentos pero ofrecen una espectacular gama de colores. El IPS destaca en escenarios coloridos y realistas.

Los paneles VA (Vertical Alignment) equilibran a la perfección el tiempo de respuesta y la saturación de color, lo que los sitúa a caballo entre los TN y los IPS. Su relación de contraste es incomparable gracias a que son capaces de crear negros más oscuros que los otros paneles. Por su versatilidad, los paneles VA destacan en los escenarios oscuros de los juegos de terror, por ejemplo.


HDR para imágenes de gran realismo

HDR son las siglas de High Dynamic Range y hace referencia a los niveles de brillo del monitor. Un HDR elevado ofrece una saturación de color más profunda, mayor contraste, brillos más intensos y sombras más oscuras. En definitiva, el HDR es el campeón en cuanto a realismo de imágenes.

Esta característica es especialmente importante en juegos AAA y otros juegos atmosféricos de historias como los RPG y los MMORPG.

En este enlace te explicamos todas las ventajas de HDR para el gaming.

Sumérgete en el juego

Los monitores curvos elevan la inmersión a otro nivel. Estos modelos son capaces de mostrar imágenes más parecidas al campo de visión humano, que es curvo y no plano, creando entornos más creíbles.

Mientras que los monitores curvos son muy populares entre los aficionados a los juegos de carreras y de rol, los jugadores competitivos suelen preferir monitores planos. Si perteneces a alguna de las dos primeras categorías, una pantalla curva mejorará mucho tu experiencia de juego.

¿Quieres saber hasta qué punto puede mejorar un monitor curvo tu experiencia de juego? Descúbrelo aquí.

Compartir este artículo
Artículo anterior
Los monitores gaming de AOC, los más vendidos en todo el mundo
siguiente artículo
La edad es solo un número