AOC respects your data privacy

Why cookies? Simply because they are used to help the website function, to improve your browser experience, to integrate with social media and to show relevant advertisements tailored to your interests. Click 'I accept' to accept cookies or read our cookie statement to learn how to turn off cookies.

Language and location select

Choose your desired language and location, by default this will be English and the country your currently stay.

Choose your location
United States
  • België
  • Luxemburg
  • Österreich
  • Deutschland
  • die Schweiz
  • France
  • España
  • Portugal
  • Danmark
  • Suomi
  • Norge
  • Sverige
  • United Kingdom
  • Ireland
  • Türkiye
  • Polska
  • Česko
  • Slovensko
  • Magyarország
  • Ελλάδα
  • Κύπρος
  • Shqipëria
  • България
  • Македонија
  • România
  • מדינת ישראל
  • Hrvatska
  • Bosna i Hercegovina
  • Србија
  • Slovenija
  • Eesti
  • Latvija
  • Lietuva
  • Россия
  • Беларусь
  • Moldova
  • Україна
  • საქართველო
  • Italia
  • Nederland
  • United states of America
Choose your language
English
  • Czech
  • Danish
  • Dutch
  • English
  • Finnish
  • French
  • German
  • Italian
  • Norwegian
  • Polish
  • Russian
  • spanish
  • Sweden
  • Turkish
Accept cookies & remember settings

Looks like you’re not from Europe

You are visiting the European website of AOC. But you seem to be in United states of America, how would you like to continue?

Take me to the United States site
Compartir este artículo

Juegos que Nunca Mueren

Algunos juegos son tan buenos que alcanzan la inmortalidad gracias a los aficionados que siguen siéndoles fieles décadas después de su aparición. Vamos a conocer a esas entusiastas comunidades que hacen lo que sea para mantener vivos sus juegos favoritos.

A veces los juegos son como reyes legendarios. En su tiempo, son el líder indiscutible, todo el mundo los conoce y después su reinado termina. Algo parecido le pasó en 2010 a Warcraft 3, el clásico de estrategia en tiempo real (RTS) de Blizzard Entertainment.

En realidad su declive se debió a un fratricidio: su hermano pequeño y sucesor, StarCraft II, fue el siguiente bombazo de Blizzard para el mercado de los RTS, y acaparó toda la atención y la mayor parte del dinero de los premios. Muchos abandonaron al viejo rey para seguir al usurpador. Durante un breve período, entre 2010 y 2011, StarCraft II lo era todo en los esports, hasta que MOBAs como League of Legends y Dota le disputaron el cetro y terminaron para siempre con la época dorada de RTS.

WarCraft: el rey ha muerto, larga vida al rey

Sin WC3 y sin Counter-Strike de Valve, los esports no serían lo que son hoy. Pero pese a que la mayoría de los jugadores perdieron interés, Warcraft siguió existiendo en otro lugar: en China, siguió siendo muy popular entre miles de jugadores, mientras que StarCraft II tuvo más dificultades para encontrar público en este país.

Al mismo tiempo, los nostálgicos fans europeos de WC3 se rebelaron contra la influencia de SC2. Para ellos, el nuevo juego carecía de alma y de batallas interesantes, y el ritmo era demasiado rápido. Jannes "Neo" Tjarks y Remo "remodemo" Rimmel comenzaron con Back2Warcraft un proyecto que, a la larga, daría una segunda vida a WC3.

Back2Warcraft ha protagonizado un número increíble de torneos en los últimos cinco años, dando a conocer a las personalidades de la comunidad y ganándose con ello un gran número de seguidores. Aunque el remaster de Blizzard, Warcraft 3: Reforged, recibió críticas devastadoras de aficionados y críticos, las comunidades de Back2Warcraft y de WC3 han mantenido su devoción, aportando incluso arreglos cuando Blizzard no proporcionaba recursos. Aunque WC3 nunca recuperará el trono, mantiene muchos seguidores leales y le queda larga vida, con o sin el apoyo del desarrollador.

Smash Bros. Melee: El juego que desafía al tiempo

Mientras que los aficionados a WC3 tienen motivos para quejarse de la falta de apoyo del desarrollador del juego original, la comunidad de Super Smash Bros. Melee tuvo que luchar para sobrevivir en un sentido bastante diferente. Este brawler de 2001 es la segunda parte de la popular franquicia Smash Bros., donde muchos personajes populares de Nintendo se enzarzan en peleas súper divertidas.

Los sucesores de Melee iban dirigidos a un público más general, pero la comunidad profesional y el gran público siguieron fieles al clásico de GameCube. La cosa llegó tan lejos que en 2013 Nintendo trató de intervenir en un campeonato de SSBM. La comunidad Smash recaudó 93.000 dólares para que el juego compitiera en EVO 2013, pero el desarrollador trató de prohibir que el torneo se emitiera en streaming. El aluvión de críticas obligó a Nintendo a renunciar a sus planes y el torneo se disputó e incluso se permitió su retransmisión.

Incluso hoy, SSBM sigue siendo el buque insignia de la franquicia e increíblemente popular, lo que llama la atención en un juego que salió hace 20 años. Para desgracia de Nintendo, que nunca tuvo intención de crear un juego tan competitivo porque va contra su filosofía de dirigirse a todo el mundo, no solo a los acérrimos.

El juego presenta algunas de las historias y personajes más emocionantes de todo el mundo de los esports y merece todo el éxito que tiene.

Age of Empires 2: luchando por la victoria en Wololo

Age of Empires 2 es un clásico de RTS, al igual que WC3. El juego, muy popular entre gamers ocasionales y profesionales, fue desarrollado por Microsoft y lanzado en 1999. Su ambientación histórica y su complejidad táctica lo convirtieron en un clásico intemporal. Y 20 años después, Microsoft sigue publicando actualizaciones, como nuevas civilizaciones y campañas.

En 2020 Microsoft desarrolló un remaster del juego que, a diferencia de WC3, fue un éxito rotundo. Uno de los últimos torneos más prestigiosos fue el Red Bull Wololo, en el que participaron varios veteranos de primera fila de Age of Empires como el legendario Ørjan "TheViper", el serbio Darko "DauT" Dautovic y el virtuoso chino Mr_Yo.

El evento patrocinado por AOC duró más de cuatro días y llegó a ser visto por más de 56.000 espectadores al mismo tiempo. Tan grande fue el éxito que AOC y Red Bull volvieron a asociarse para otro torneo que se celebró en agosto de 2020. No está mal para un juego con 21 años.

Puede que el apogeo de estos tres clásicos haya llegado a su fin pero, como ocurre con los reyes legendarios, su legado perdurará eternamente. Pese a la enorme competencia de juegos más modernos, es muy meritorio que sigan vivos después de dos décadas. Algo que hay que debérselo a sus increíbles aficionados.

Compartir este artículo