AOC respects your data privacy

Why cookies? Simply because they are used to help the website function, to improve your browser experience, to integrate with social media and to show relevant advertisements tailored to your interests. Click 'I accept' to accept cookies or read our cookie statement to learn how to turn off cookies.

Accept
Compartir este artículo

Las ventajas del HDR en el gaming

La tecnología sigue evolucionando y el diseño de los juegos no es una excepción: los videojuegos se vuelven cada vez más realistas, lo que da como resultado mundos de juego impresionantemente inmersivos. Uno de los últimos avances gráficos es High Dynamic Range (HDR). Esta tecnología potencia tu experiencia de juego de varias maneras: rendimiento de color múltiple, saturación más profunda, contraste más diverso, reflejos más brillantes y sombras más oscuras. Todas estas características mejoran tu experiencia de inmersión con imágenes más realistas y vívidas.

Pero la mejor calidad no solo crea una sensación envolvente e imágenes alucinantes, sino que puede darte una ventaja decisiva en el juego. Imagina cómo sería la experiencia con un juego con una atmósfera sombría y tétrica como The Last of Us que también tiene escenas a plena luz del día.

Con HDR, el contraste de las zonas oscuras es más variado y te permite distinguir mejor a tus enemigos que una pantalla que produce colores confusos y borrosos. Al volver a la luz del día, puedes conservar tu configuración en todos los escenarios y no tienes que ajustar los niveles de brillo ya que HDR puede mostrar tanto las imágenes oscuras como las claras con todo detalle.

El renderizado HDR es un recurso excelente porque mejora la calidad de la imagen sin mermar su rendimiento. Para una experiencia de juego se óptima, tres elementos deben ser compatibles con HDR: el videojuego, tu PC o consola y tu monitor.


Juegos del siguiente nivel

El HDR está presente en cada vez más juegos AAA. Títulos como Gears of War 5, Horizon Zero Dawn, The Last of Us: Remastered y Mass Effect Andromeda han visto como esta tecnología ha mejorado más si cabe sus impresionantes mundos envolventes.

El HDR no solo es genial para juegos ambientados en atmósferas fantásticas. Títulos más realistas como NBA 2k20 o Forza Horizon 4 también se benefician de sus virtudes.

Actualiza tu hardware

Pero no podrás disfrutar de este gran avance tecnológico si tu equipo está obsoleto. Tu PC debe poder mostrar los avanzados gráficos de hoy. Por ello, cada vez más fabricantes equipan sus ordenadores con el hardware necesario.

La clave: un monitor de vanguardia

El último paso para ver gráficos mejores es actualizar el periférico que los muestra: el monitor. No podrás sacarle todo el partido al HDR si tu monitor no admite un renderizado en consonancia.

Otro requisito es una tasa de nits suficiente, que es la que determina el brillo de la pantalla en candelas por metro cuadrado (cd/m). Un monitor normal tiene alrededor de 350 nits o 350 cd/m. Los monitores HDR vienen con tres opciones de nits diferentes: HDR 400, 600 o 1000. Cuanto mayor sea la tasa de nits, más brillante y agradable será la imagen para tus ojos.

Pero no todos los dispositivos compatibles con HDR son iguales. En el mercado hay una variedad muy amplia de productos que difieren enormemente en cuanto a rendimiento y calidad. Algunos fabricantes anuncian productos compatibles con HDR, pero estos monitores pueden mostrar imágenes defectuosas: las zonas brillantes pueden ser muy blancas, y las negras demasiado oscuras, por ejemplo. Por ello te conviene invertir en un monitor HDR con certificación VESA. La certificación VESA es el estándar de calidad que garantiza que el HDR es auténtico.

La serie AGON de AOC viene con VESA Certified DisplayHDR ™ 400 y cumple con todos los requisitos necesarios para que tu experiencia de juego pase al siguiente nivel en cuanto a estética e inmersión.

Compartir este artículo