AOC respects your data privacy

Why cookies? Simply because they are used to help the website function, to improve your browser experience, to integrate with social media and to show relevant advertisements tailored to your interests. Click 'I accept' to accept cookies or read our cookie statement to learn how to turn off cookies.

Accept
Compartir este artículo

Psicólogos en los esports: o cómo convertir a un buen jugador en el número uno

Destacar al más alto nivel en competición no es solo cuestión física, también mental. Los psicólogos llevan décadas trabajando con los atletas para procurarles esa ventaja competitiva en torneos de alta intensidad. Se llama coaching psicológico y empieza a cobrar fuerza también en los esports. En este artículo vamos a conocer el efecto que tiene el entrenamiento psicológico en el gaming de alto nivel.

Imagina que estás en un estadio compitiendo con un videojuego súper exigente ante miles de espectadores. Ahora intenta imaginar la presión si lo que estuviera en juego fueran, nada más y nada menos, que 15 millones de dólares. Pues bien: no es un caso hipotético, ha ocurrido en la vida real.

En agosto de 2019, el equipo Dota 2 OG disputó la final de The International por segunda vez consecutiva. Era el torneo de esports más importante del mundo con un premio absurdamente abultado: 34 millones de dólares en total, algo sin precedentes. Pese a ir perdiendo 0-1 frente a su rival Team Liquid, el capitán Johan “N0tail” Sundstein y sus colegas remontaron y acabaron la serie "al mejor de cinco" ganando 3 a 1, casi sin despeinarse.

Ningún otro equipo había ganado dos veces The International y mucho menos de manera consecutiva. Todo apunta a que el "as" en la manga de OG es Mia Stellberg, una psicóloga deportiva finlandesa que llevaba tiempo siendo un nombre conocido en el sector. Dicen que a ella se debe la increíble actitud mental de OG en situaciones que someten a los atletas a presiones insoportables. Pero no solo ha contribuido a crear el mejor equipo de Dota de la historia. Cuando Stellberg entró en el mundo de los esports en 2016, ayudó a formar al que sería el líder indiscutible en la historia de Counter-Strike: Global Offensive: el equipo Astralis.

Catapultando a los más grandes

En su trabajo como psicóloga de equipos de esports, Stellberg trabaja varios frentes: desde prácticas en equipo hasta sesiones individuales, cubre todos los aspectos del día a día de un equipo que pueden afectar a su actitud mental. También ayuda al entrenador y colabora con él para sacar lo mejor de cada jugador.

En una entrevista concedida a Red Bull declaró que: “Para ser la versión más veloz de ti mismo debes estar tranquilo y centrado porque los nervios y el estrés afectan a tu coordinación ojo-mano y a tu tiempo de reacción.” Y añade: “También tu autoestima personal tiene un enorme impacto en tu rendimiento: si tu autoestima es baja, te estresarás con más facilidad”.

Por ello Stellberg intenta crear un entorno en el que los jugadores se suelten, se diviertan y disfruten de una vida social satisfactoria a pesar de su profesión: “Opino que sea cual sea tu profesión, tienes derecho a vivir y a socializar, y por qué no, a salir con alguien especial.”

El poder de la psicología no es un secreto

El éxito de OG y de Astralis es buena muestra del poder de la psicología. Aunque la mayoría de las organizaciones de primera fila cuidan bastante bien de sus jugadores, no todas recurren a psicólogos. En algunos equipos, como G2 Esports, el entrenador asume esta función.

El entrenador de CS:GO G2 Damien "maLeK" Marcel nos comentó en una entrevista: “Counter-Strike es un juego en el que la confianza tiene un gran impacto en los resultados: ir un paso por delante y ser proactivo es muy importante para marcar la diferencia en la competición.” Su filosofía es muy parecida a la de Stellberg. Los dos piensan que el control de las emociones es esencial para rendir al máximo puesto que las decisiones se toman de forma más racional.

Ansiedad y confianza en uno mismo

La ansiedad puede ser fatal para nuestro rendimiento en el juego. Muchos jugadores de StarCraft II, por ejemplo, han reconocido que la presión que algunas personas se imponen a sí mismas les impide dar lo mejor de sí. En los juegos individuales, la exigencia con uno mismo puede ser mayor que en los juegos de equipo, donde la presión por ganar se la reparten varios jugadores. Pero en estos últimos ocurre otro problema: cuando un jugador sufre un colapso mental, su actitud negativa puede afectar a todo el equipo. Los integrantes de OG y Astralis no conocen el bloqueo mental (es decir, rendir peor por una actitud mental negativa). Su fortaleza mental es lo que los distingue de los demás, lo que marca la diferencia entre ser simplemente bueno y ser el mejor.

Fuentes:

https://www.redbull.com/int-en/mia-stellberg-sports-psychology-interview-esports-prism

¿Quieres leer más artículos de El Jugador que Llevas Dentro? Síguenos en Facebook y Twitter y serás el primero en leer los últimos artículos.

Compartir este artículo