AOC respects your data privacy

Why cookies? Simply because they are used to help the website function, to improve your browser experience, to integrate with social media and to show relevant advertisements tailored to your interests. Click 'I accept' to accept cookies or read our cookie statement to learn how to turn off cookies.

Accept
Compartir este artículo

Saca todo el partido a tus juegos: te explicamos cómo funciona el control de sombras

Las luces y las sombras son una parte esencial de muchos videojuegos actuales. En los últimos años, la tecnología de los videojuegos ha avanzado una barbaridad y es capaz de crear mundos increíblemente realistas. Pese a las continuas mejoras gráficas, sigue habiendo juegos bastante confusos, con una visibilidad limitada de los detalles debido sobre todo a la falta de contraste. Los monitores AOC incorporan una función (el control de sombras) que elimina este problema y contribuye a mejorar la experiencia de juego.

¿Qué es el control de sombras?

El control de sombras es una función que viene incluida en la mayoría de los monitores de gaming de AOC. Ofrece a los jugadores una opción extra para ajustar los niveles de sombra: puedes iluminar las zonas oscuras y oscurecer las claras a tu antojo. Así mejoras el contraste de las zonas oscuras de tu pantalla sin que ello afecte al resto de la imagen.

Las imágenes se ven nítidas como el cristal, y parecen mucho más envolventes y cómodas a tus ojos. Nunca más volverás a perder a un enemigo por culpa de un nivel de contraste mal equilibrado que te impide apreciar detalles cruciales.

El control de sombras en acción

Los juegos de más éxito de hoy utilizan estilos gráficos realistas. La combinación de sombras y niveles de oscuridad es crucial para crear mundos creíbles y sugerentes, algo que se aprecia especialmente en juegos con atmósferas densas y sombrías.


En esta imagen se aprecia el efecto del control de sombras (derecha). La parte izquierda se ve mucho más oscura que el resto, por lo que será difícil ver a los enemigos que se oculten en las sombras.

Con el control de sombras activado, la misma imagen se ve mucho más clara y detallada. Este efecto no altera la belleza del fotograma original, solo ajusta los niveles de negro. Gracias al control de sombras, ya no sufrirás la frustración que provoca una claridad impostada que altere tu inmersión en el juego.

Esta función preserva la atmósfera única del juego y hace que sea aún más disfrutable. Como se muestra en el segundo ejemplo de abajo, el control de sombras también resalta los colores, añadiendo un brillo a las imágenes. No solo se mejora la visibilidad de la imagen sino que la hace más bonita y atractiva en general, ya que resalta los detalles y los contrastes.


Un dúo ganador: buenos gráficos y un monitor capaz de proyectarlos

Hay quien piensa que la tarjeta gráfica es el elemento más importante para ejecutar los videojuegos del momento. Pero sin un monitor adecuado, la tarjeta gráfica no puede hacer gran cosa. La pantalla debe ser capaz de mostrar las imágenes que ofrece la tarjeta.

Por ello es imprescindible contar con un monitor que esté a la altura de la calidad de las modernas tarjetas gráficas. La mayoría de los monitores de gaming AOC incluyen la función de control de sombras en un menú de configuración UOSD. Esta función te ofrece un control total de los niveles de sombras que aparecen en tu pantalla.

Tanto si quieres aumentar el contraste para tener más visibilidad como si necesitas sombras más intensas, con esta opción personalizarás tu experiencia de gaming más todavía. Los juegos con atmósferas especiales son los que más jugo sacan al control de sombras: tanto que querrás perderte en ellos durante un buen rato.

Compartir este artículo