AOC respects your data privacy

Why cookies? Simply because they are used to help the website function, to improve your browser experience, to integrate with social media and to show relevant advertisements tailored to your interests. Click 'I accept' to accept cookies or read our cookie statement to learn how to turn off cookies.

Accept

La combinación perfecta: estudiantes que buscan flexibilidad y monitores portátiles

En 2017, 800,000 personas estudiaron, hicieron prácticas o se ofrecieron como voluntarias en el extranjero. Si eres uno de ellos, probablemente te encontrarás con muchas preguntas, desde dónde vivir hasta que tecnología llevarte contigo.

Si vas a viajar o a vivir en el extranjero, la flexibilidad es clave

Si vas a viajar o a vivir en el extranjero, la flexibilidad es clave

Si vas a mudarte a otra ciudad, probablemente querrás llevarte solo lo imprescindible, sobre todo si tu estancia será temporal, por ejemplo, para un curso de un semestre en el programa de estudiantes Erasmus. En cuanto a dispositivos, puede que solo te lleves un portátil o una tablet, que no solo serán esenciales para tus estudios sino que también serán tu “centro” de ocio para ver películas en tu tiempo libre o hablar por Skype con tus allegados en casa.

Pero usar la pantalla del portátil o de la tablet para estudiar no es precisamente lo más recomendable. Las empresas, conscientes de que trabajar con varios monitores dispara la productividad de los empleados, ya están instalando entornos con dos e incluso tres monitores. De modo que si eres estudiante y quieres exprimir al máximo tu semestre en el extranjero, te conviene seguir la misma estrategia.

Tomar notas digitales mientras tienes abiertos varios documentos, trabajar en equipo con un solo portátil, crear y mostrar presentaciones, codificar un programa y ponerlo a prueba... todas estas tareas se pueden hacer en la pantalla del portátil pero, ¿no sería mucho más sencillo y cómodo con un monitor extra?

La solución ideal para tus estudios en el extranjero

La solución ideal para tus estudios en el extranjero

Te presentamos los monitores portátiles de AOC: I1601FWUX (USB tipo-C) y el I1659FWUX (USB 3.0 tipo-A con DisplayLink).

Mas espacio de visión, vayas donde vayas

Mas espacio de visión, vayas donde vayas

Estos monitores portátiles Full HD de 15,6”, finos y ligeros, caben fácilmente en la bolsa de tu portátil o en un maletín, para que puedas llevarlos contigo (en el tren o el avión, por ejemplo) sin que notes su peso o tamaño. Con sus aproximadamente 800 g de peso, el I1601FWUX es como una pluma para llevarlo al instituto o a la universidad. Estos dos monitores portátiles de 15,6” están equipados con un panel de IPS que ofrece ángulos de visión amplios, resolución Full HD y un rapidísimo tiempo de respuesta de 5 ms.

El puerto USB-C del I1601FWUX transfiere simultáneamente la señal del monitor (en el modo alterno DisplayPort) y la corriente a través de un solo cable USB-C. Solo tienes que conectarlo a tu portátil y listo. La carcasa inteligente protege el monitor durante tus desplazamientos y se transforma en un soporte plegable cuando lo necesitas.

El I1659FWUX, por su parte, cuenta con un puerto USB 3.0 Tipo-A y un soporte que se pliega en dos ángulos distintos, además de función autopivotante. Incluye el software DisplayLink que también transfiere la señal del monitor y la corriente a través de un solo cable USB de doble conector. Esto significa que no necesitarás adaptador de corriente con ninguno de los dos monitores.

Una solución multimonitor con la flexibilidad que necesitas

Gracias a su tamaño y flexibilidad, podrás llevarte estos monitores a la biblioteca, la cafetería o la residencia de estudiantes para compartirlos con tus compañeros o simplemente disfrutar de las ventajas que ofrece el tener una pantalla extra, además de que estudiarás mucho mejor.

No lo dudes: si vives en el extranjero o tienes pensado hacerlo, deberías probar la productividad y comodidad que te ofrece un entorno multimonitor incluso lejos de casa. Y cuando tu estancia fuera llegue a su fin, ya sea de un día (o de un semestre), solo tienes que hacer la maleta y guardar en ella tu monitor portátil, y partir rumbo a tu próximo destino o de vuelta a casa.